<<< Revenir à ma recherche

MASIN Patricia

Praticien(ne) certifié(e)

Date de certification du praticien:

Date des formations continues suivies par le praticien

Bién podría definirme como una « buscadora ».

Desde que tengo uso de razón, me interesé por la búsqueda del bienestar, del equilibrio emocional, la salud del cuerpo, la armonía de las formas y la elegancia de los movimientos. Todo ello,era asociado a la idea de felicidad. No es extraño… en definitiva todos nacemos con el inherente deseo de ser felices; y a muy temprana edad esa inquietud se hizo consciente en mí.

Apenas entraba a la adolescencia, cuando comenzó a seducirme el pensamiento de trabajar para aliviar el dolor de la gente. Esta aspiración me llevó a elegir la profesión de kinesióloga.

Una vez egresada de la Universidad, y ya ejerciendo la kinesiología convencional me cuestionaba muy a menudo, pues sentía un abismo entre el paciente y lo que podía ofrecerle desde mi abordaje terapéutico. Una sensación de insatisfacción personal volvía a mí cada vez que las herramientas de la Fisioterapia no alcanzaban para dar respuesta a los problemas, a la vez que presentía que podía ofrecerles más.

¿Cómo hacer para que cada uno descubra que la solución a sus problemas estaba en ellos mismos?

Mi espíritu de búsqueda se activaba de manera constante. Fue asi como encontré, hace ya 25 años, la filosofía y el trabajo de Francoise Mézières y fue como hallar la « horma de mi zapato ». A partir de entonces, mi visión del cuerpo y mi trabajo cambió para siempre.

En un encuentro « casual », (aunque dicen que las casualidades no existen) llega a mis manos el libro « El cuerpo tiene sus razones » de Thérèse Bertherat. Apenas leí el prólogo ya me ví atrapada en su relato. Me identificaba con ella plenamente. Por primera vez, alguien me decía lo que tanto ansiaba escuchar. Desde ese mismo momento, como si se tratara de una verdadera revelación, sabía que terminaría haciendo Antigimnasia.

Después de varios intentos fallidos (cuando aún la Internet no había invadido el mundo de la comunicación) logré contactarme con la misma Thérèse Bertherat. Mi formación no fue posible en aquella instancia por diversas razones, pero siempre tuve la certeza que llegaría el momento. ¡La Antigimnasia ya me había encontrado!

Hace apenas  4 años pude, por fín, experimentar en mi propio cuerpo la práctica del trabajo gestado por Thérèse hace ya más de cuarenta años; y fue suficiente para confirmar lo que mi instinto había despertado desde el principio.

He encontrado un tesoro que no puedo reservármelo para mi sola: una LLAVE. La llave de mi primera casa, la de mi propio cuerpo.

Y aqui estoy… dispuesta a compartir esa experiencia con vos!

Mes coordonnees

Praticien(ne) certifié(e)
Iriondo 212
Ituzaingó 970
3560 Reconquista
Argentina
54 3482 424049 / +54 9 3482 560098